cabina-de-baño

Cabinas de ducha: bienestar y salud

Las nuevas cabinas aúnan prestaciones y diseño para poder disfrutar de un relajante baño de sensaciones.

El baño se está posicionando cada vez más como un templo de salud y bienestar. Y en esta búsqueda de relax, las cabinas de ducha tienen mucho que decir. Al hidromasaje se suman otros muchos beneficios que van desde la sauna hasta la musicoterapia. Todo además sin renunciar a un diseño de vanguardia donde la practicidad no está reñida con la estética. En Cubas López tenemos una amplia selección de cabinas con que cubrir las necesidades de nuestros clientes, pero antes sigue leyendo para saber cuál es la que se adecua mejor a ti.

¿Qué son las cabinas?

Las cabinas de ducha son estructuras preensambladas que incorporan el plato de ducha, la mampara, la grifería y los jets de hidromasaje. A través de estos difusores sale el agua a presión para masajear. El número de jets, su colocación y su orientación determinaran las zonas de masaje. La parte superior de la cabina puede ir o no cerrada, y se presenta en varias formas: cuadrada, redonda, en esquina, etc. Sus funciones se pueden regular de forma automática o electrónica.

Nuevos diseños.

La nueva generación de cabinas apuesta por renunciar a los perfiles de aluminio y a las superficies plásticas para ganar transparencia y crear cabinas ligeras envueltas en cristal. Incluso hay fabricantes que ofrecen cabinas que se camuflan tras la pared y sólo dejan a la vista la puerta de acceso. Así, al revestir los laterales, se gana en superficie de pared. Algunas firmas ofrecen la posibilidad de revestir parte de las paredes interiores de las cabinas con azulejos o piedra para que vayan acorde con la decoración del baño. La mayoría de las cabinas se fabrican en material acrílico por su higiene y resistencia, algunas incorporan baldas para tener a mano los productos.

Ducha sensorial.

Un mundo de terapias se da cita en las cabinas de ducha para disfrutar de un verdadero baño para tus sentidos. Los beneficios del vapor, como reforzar el sistema inmunológico o regular el nivel de humedad en la piel, se encuentran en las cabinas con sauna. Pero al vapor se le suman ahora otras terapias que se pueden aplicar conjuntamente o por separado: la cromoterapia utiliza los efectos del color. A través de un sistema de iluminación interior se pueden regular el tono y la intensidad de la luz o programar intervalos de colores que se sucedan a tu gusto. También puedes disfrutar de la aromaterapia gracias a un difusor que pulveriza fragancias.

Instalar una cabina.

El espacio de instalación varía según su tamaño pero para los modelos más pequeños basta con 1m². Las esquinas tampoco son un problema ya que hay cabinas especialmente diseñadas para adaptarse a ellas y ocupan menos espacios que las rectangulares o cuadradas. Asimismo, los perfiles de compensación pueden corregir irregularidades en la pared. Es importante tener en cuenta que las cabinas suelen medir 210cm de altura. Asegúrate de disponer de suficiente presión de agua y de tener una toma eléctrica si la cabina es electrónica. Hay firmas que ofrecen la posibilidad de instalar o plato de ducha semiencastrado, para que pase mas desapercibido y se integre mejor.

Opción económica.

Las columnas de ducha son una alternativa a las cabinas. Su instalación es muy sencilla ya que se trata de un panel que incorpora, además de la grifería y el rociador, jets de salida de agua que ofrecen los beneficios del hidromasaje. Al aprovechar las salidas de agua existentes, se pueden adaptar tanto a la ducha como a la bañera. Hay modelos de altura ajustable con lo que puedes regular la salida de agua de los rociadores para que el hidromasaje se adapte a cada usuario. Hay columnas que se fabrican con el ancho de un plato de ducha. Es una instalación sencilla y, al tener aspecto de pared, se convierte en una alternativa a la ducha de obra.

Ven a visitarnos para conseguir un presupuesto personalizado y toda nuestra ayuda en el proyecto para que la reforma de tu baño sea todo un éxito.